Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 11 de octubre de 2010

70 años de Lennon

Los genios no nacen todos los días; y ni siquiera mientras viven se les otorga tan fantástico calificativo: eso es algo que hay que ganarse. Es complejo, en todos los sentidos, por el fanatismo de ideas llenas de orgullo o de prejuicios infundados, resolver a favor de alguien con una grandeza tan elocuente y convincente. Y todavía, después de casi treinta años de su muerte hay quien lo recuerda por banalidades y circunstancias superfluas, sin saber lo mucho que se puede influir en los demás sin garantizar su aprecio.

Este pasado sábado, hemos celebrado el nacimiento de un autentico artista universal del siglo XX. Alguien que con su creatividad, sus actividades y una inmensa personalidad, ha llegado a estar a la altura histórica de Jesucristo, o por lo menos eso fue lo que llegaron a pensar muchos, tuvo la fortuna de poder desplegar todo su enorme talento en multitud de escenas. Quizás estuvo en el momento justo, en el sitio adecuado; pero John Winston Ono Lennon supo en todo momento habitar su existencia con una plenitud digna de un personaje legendario.

La capacidad expresiva del arte popular más representativa del siglo XX está ampliamente representada en la figura de Lennon, tanto que su propia vida fue girando en torno a un constante reinvención de sí mismo. No existen muchos personajes en la memoria de estos últimos años que en tan corta vida diera tanto para la humanidad, en todos los sentidos. Polémico desde su juventud, rebelde por necesidad, y creador por convicción, no nos cabe la menor duda de la influencia de su persona en multitud de gentes de todo el mundo.

La ciudad inglesa de Liverpool lo vio nacer en octubre de 1940, teniendo una infancia muy difícil y que marcó toda su vida. Su padre los abandonó, a él y a su madre, cuando contaba con tan solo cinco años de edad, pasando a vivir con su tía durante cerca de diez años. Después de este periodo, regreso a vivir con su madre, con tal infortunio que al poco tiempo fue mortalmente atropellada por un coche, dejando muy tocado a John.

Posteriormente va a ser admitido en la Escuela de Artes de su propia ciudad, aunque sus malas actitudes lo van a relegar a un concepto de joven inadaptado que le perjudicará para terminar de conseguir sus estudios. Mientras, solía aporrear una guitarra que le había regalado su madre algo en contra de la opinión de su tía. Este elemento va a sugerirle la posibilidad de componer e interpretar con varios amigos, facilitando el encuentro con otro muchacho de mismas inquietudes llamado Paul McCartney.

De ese caprichoso encuentro, va a germinarse la historia de una de las grandes bandas de la historia. The Beatles se desarrolló como uno de los fenómenos musicales más importantes y destacados del pasado siglo, y para hablar de tal grandeza, necesitaríamos mucho papel para poder escribir todo lo influyentes que fueron. Aun así, matizar la trascendencia del papel de John Lennon en cualquiera de los ámbitos de aquellos magníficos años.

La disolución del grupo en 1970, reconduce la trayectoria de su biografía, tanto a nivel profesional como en lo personal. Se marcha a vivir a Nueva York con su segunda esposa, la artista japonesa Yoko Ono, con la que se caso un año antes en Gibraltar. En el ámbito musical comienza su carrera en solitario, alcanzando grandes éxitos de ventas gracias a sus cinco discos de estudio, varios junto a Yoko y algunos más en directo.

Durante la década de los setenta, se convertirá en un activista de la paz mundial, con infinidad de declaraciones y exposiciones del mismo orden. Embarcado en una lucha constante en contra de las acciones bélicas, hubo en Estados Unidos una auténtica cruzada por echarlo del país. Sus ideales fueron llevados a demostraciones públicas, conciertos multitudinarios donde la lucha por los derechos humanos y la libertad, abanderaban sus canciones como himnos de protesta, seguidos por numerosos grupos de personas que compartían sus mismos criterios.

Pero la realidad es que, a pesar de que en aquel fatídico diciembre de 1980 un perturbado mental, le asestara cinco tiros a la salida de su casa acabando con su vida, los algo más de cuarenta años de paso por esta subsistencia, han servido para realzar y creer en un concepto humano lleno de espiritualidad y de fe en el propio hombre. Tal y como reza su mensaje más multitudinario y extendido “imagina a la gente vivir en un mundo en paz”, el cual tuvo y tiene la intención clara, concisa y objetiva, de que la correcta convivencia de todos está por encima de cualquier cuestión banal y superflua a las que a veces les damos demasiada importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario